¿Quiere saber cómo una idea de negocio pasa a ser un proyecto, y de ahí a­ una realidad?

Si sigues aquí es porqué realmente te interesa. ¡Te lo contamos todo!

 

Como en más de una ocasión te he contado, me inicié en el mundo de la meditación, entre otras cosas, para intentar ralentizar mi mente.

Los maestros de la meditación y expertos en neurociencia, dicen que podemos llegar a tener alrededor de unos 60.000 pensamientos al dí­a. Y si nos paramos a reflexionar nos vamos a dar cuenta de que la mayoría se repiten, gran parte de ellos son negativos y que muchos de ellos son hechos pasados. La cuestión es que lo queramos o no, tal y como dicen los expertos, estos influyen en nuestro estado emocional, en cómo nos sentimos y al final pueden determinar nuestro comportamiento.

 

Tranquilo, que el post de hoy, no va sobre meditación…

 

Volviendo a lo que  te decía al principio, si­ la cantidad de pensamientos que pasan por mi cabeza al día son esos 60.000, y a eso le sumo la cantidad de ideas de negocio que se me ocurren al día… muy posiblemente, gran parte de esas ideas quedan en ese torrente de pensamientos, de los cuales, nunca mas les volverás a hacer caso. Eso me incomodaba, y si conseguía con la práctica visualizar esa corriente de pensamientos, podría representar esa idea y pasarla a la consciencia para poder desarrollarla.

 

Como decía Carl Gustav Jung

“Hasta que no te hagas consciente de lo que llevas en tu inconsciente, éste último dirigirá tu vida y tú le llamarás destino”

 

 

En la teoría se dice que debes escribir en una lista todas y cada una de las posibles ideas de negocio que surjan, en el momento en que las pienses. De esta forma, evitas que esa posible idea, se vaya al torrente de pensamientos. Y tú ¿ lo haces?, ¿Cada día?, ¿En cada momento?…pues yo no, pero debería

 

¡Aquí te dejamos nuestros consejos!

  1. Medita cada día, es la mejor inversión de tiempo que vas a hacer en tu vida.
  2. Anota en una lista, todas y cada una de las ideas que te surjan por muy disparatadas y sin sentido que te parezcan.

 

Cuando tengas esa lista de ideas, siempre va haber una de ellas que va a resaltar entre todas.

Sí­, esa que la mires por donde la mires, cobra sentido y fuerza.

 

Esa es la idea que deberemos trabajar. De lo contrario, te vas a pasar toda tu vida arrepintiéndose de lo que hubiese podido ser pero nunca fue, sobretodo, cuando alguien se forre de esa esa idea, tu idea la que nunca llegaste a trabajar. Y créeme… ¡Qué eso jode y mucho!

 

Bueno, seguimos… ¿y ahora qué?

¿Cómo trabajar esa idea?

 

1. Estudia el mercado (Activo, pasivo y tendencias)

2. Analiza el mercado, el cliente y a los competidores

3. Haz un DAFO, y de saca el VALOR DIFERENCIAL

 

Si llegados a este punto, tu idea sigue teniendo fuerza y resonando en tu interior, es el momento en el que tu idea pase, de una vez por todas, a ser un proyecto. Como proyecto debes seguir ampliando y trabajando más a fondo los tres puntos anteriores (Estudia el mercado y las tendencias, Analiza el Cliente y la Competencia, DAFO).

 

4. Crea un diagnóstico  de todos los datos que has analizado anteriormente

5. Crea una estrategia, te recomiendo hacer un CANVAS ( tranquilo, es fácil, si quieres que te lo explique, escríbeme)

6. Monetiza esa idea, para saber, cuánto dinero nos va a costar ponerla en el mercado (Inversión Inicial). Cuánto dinero está dispuesto a pagar tu cliente por ese producto o servicio (Pricing, ingresos) y cuánto dinero te va a costar  mantener ese producto o servicio (Estructura de costes y gastos).

Consejo: siempre recomiendo hacer una validación del producto o servicio, es decir, te han dicho que sí ­que están dispuestos a pagar por tu producto o servicio, pues que paguen por esta versión beta.

 

Todavía no te has gastado ni un solo euro

Llegados a este momento, aunque parezca mentira, no te has gastado ni un solo euro. Simplemente has invertido tu tiempo, a la vez que has disfrutado del proceso. De eso se trata. Hasta que lo tengamos claro, muy claro diría yo, de que esta idea va a entrar en el mundo real con un plan establecido y muy bien estudiado (para asegurarnos de su éxito). Aquí, es cuando el proyecto debe pasar al siguiente nivel.

 

Ahora toca ejecutar todo el plan

y con la ejecución debemos invertir tiempo y dinero

 

7. Creación de marca (Branding)

8. Creación de la empresa (Alta en seguridad social, actividades, abrir cuenta en el banco)

9. Plan de marketing ( como y de qué forma vamos a captar los clientes, a que precio y sobretodo a quien nos vamos a dirigir)

10. Lanzamos el producto o servicio para validarlo y que ¡¡EMPIECE el SHOW!!

 

Enhorabuena, has pasado de una idea a una realidad

¡Ahora empieza el baile del mundo del emprendedor!

¿Te acompaño?

Leave a Reply

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?