Buenas empresario, nos volvemos a ver. 

Y esta vez es para hablar del branding corporativo.

 

Vamos a hablar claro, entre tu y yo. Y sin mentiras. Seguramente cuando empezaste con esto de los negocios, hace ya bastante tiempo, conceptos como branding, marketing digital… prácticamente no existían, y si existían no en tu nicho de negocio.

 

Seamos realistas, para alguien que empezó en la profesión hace ya más de quince años son conceptos complejos, pero bueno,          – que no cunda el pánico – de todo se puede aprender y nosotros queremos ayudarte. 

 

Antes de empezar, cabe decir que el tema del branding es muy amplio, nosotros hemos seleccionado algunos tips que puedes aplicar a tu empresa de coste 0€ y que sabemos que te funcionarán.

 

Vamos a ello, 

¿Sabes qué es el branding corporativo?

El branding corporativo es el proceso que una empresa lleva a cabo para consolidar su marca, conseguir prestigio, reconocimiento y, sobre todo, diferenciarse de su competencia.

 

¿Por qué es importante?

Es importantísimo ya que otorga la capacidad de asociar y posicionar una marca como el Top of Mind en la memoria de nuestros posibles clientes.

 

Por ejemplo, 

Os voy a decir que penséis en marcas que os recuerden a estos conceptos:

-Ropa deportiva

-Comida rápida

-Coche de lujo

 

Ahora dime si alguna de estas marcas ha aparecido en tu mente: 

-Nike 

-MacDonalds o Burguer King

-Ferrari, BMW, Mercedes

 

Estoy seguro de que de estos conceptos habrás acertado alguno. Bien, pues precisamente esto es el branding corporativo. 

 

Y ahora sí, vamos a lo que realmente importa. 

¿Cómo construir tu propio branding corporativo?

 

1)Define tu empresa

Lo primero que hay que hacer es conocer la empresa y definirla de manera muy clara. ¿Cómo quieres meterte en la mente de otros si no sabes ni cómo posicionarla en la tuya?

En aproximadamente unas 2-3 líneas se debería saber de qué trata tu empresa. Debe ser una definición muy clara. 

Por ejemplo, En EVA asesores somos expertos en asesoramiento a empresas, pymes y autónomos. 

 

2) Conoce a tu público objetivo

Si no sabes a quién te diriges, puedes saltar del barco. Si no conoces a tu público, lanzarás mensajes vacíos y tu marca no aportará nada. 

Determinar el público objetivo no es fácil, pero para que me entiendas, consiste en entender a tu público como si fuera tu amigo de toda la vida. Necesitas saber qué le interesa y qué quiere que le cuentes.

 

3) Propuesta de valor 

Define tu propuesta de valor, esta es la clave para que no seas uno más. ¿Cuál es el valor diferencial que vas a aportar? ¿Por qué deberían contratar tus servicios y no los de otro? ¿Qué es lo que te hace diferente?

Pueden ser los valores de tu empresa, la cercanía con tus clientes, productos de calidad, etc. hay mil y una propuestas. Solo tienes que buscar la que mejor te represente. 

 

4) Convierte los valores en algo real 

Es ahora cuando tienes que aplicar todo lo anterior. Si todavía no lo tienes muy claro, vuelve atrás y vuelve a empezar. Y recuerda, no eres un experto, si necesitas ayuda pídela. 

 

5) Ejecuta y analiza 

Si tienes los anteriores pasos, solo te queda ponerte en marcha y comenzar la aventura. Eso sí,  con el paso del tiempo, revisa tu imagen corporativa. Deberás analizar qué opina el resto de tu empresa, con qué valores te asocian, etc. Así, te asegurarás de que lo estás haciendo correctamente. 

 

Ya tienes una pequeña guía para comenzar con el branding corporativo de tu empresa. Y recuerda, si lo haces bien, pero bien de verdad, verás como tu empresa se diferenciará del resto.

Leave a Reply

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola, 👋🏻
¿En que podemos ayudarte?